Historia

Tras cada alfombra, una historia: La de las manos artesanas de las mujeres indígenas de Cuzco, en Perú.  A más de 3000m. de altura tejen con riguroso detalle en sus ancestrales telares de madera cada una de estas maravillas artesanales. Estas artistas, ataviadas con sus llamativos trajes andinos y permanente sonrisa en sus caras, dan forma a estos textiles y rienda suelta a su creatividad, siguiendo la técnica y las costumbres de sus antepasados incas. Mezclando hilos de muchos colores predomina sobre todo el color ROSA (allí conocido como Cholo Pink).

Estos textiles constituyen un referente sin igual en la cultura y artesanía del país. Un relevante negocio que se transmite de generación en generación, de madres a hijas, avivando su longeva tradición y tejiendo día tras día su supervivencia.

Con motivos bordados, cenefas, con llamativos y vivos colores…las combinaciones son infinitas. Todas son diferentes entre ellas y es aquí donde reside su originalidad y atractivo. Cada ejemplar es UNICO, EXCLUSIVO e IRREPETIBLE. Fabricadas con tejidos de excelente calidad como la alpaca y la lana de oveja están teñidas con tintes naturales y tardan entre 3 y 6 semanas en tejerse. Cada una está formada por dos mitades iguales del tamaño del telar, unidas por una costura casi imperceptible y que pueden separarse sin deshilacharse por esta sutura si se desea convirtiéndolas en su maravillosa característica

Cada una de ellas tienen como referencia el nombre de una población del Perú y las consideramos ‘la perfecta imperfección’, ya que al tratarse de un producto manufacturado y artesanal no rozan la perfección y pueden presentar alguna irregularidad lo que las hace tan especiales. ¡Y qué bonitas son!